Los croissants y las pocas fotos de amaneceres

PORT DE BALÈS // No me cuesta madrugar para subirme a la bici. Soy capaz de levantarme tan pronto como sea necesario para comenzar una ruta. Puedo, incluso, salir antes de desayunar y comer cualquier cosa sobre la marcha si con ello consigo ganar tiempo. Pero hay un problema: los desayunos de los hoteles franceses,…

Subir por detrás

PORT DE BALÈS // El Port de Balès, como muchos otros, tiene dos vertientes. Y la que viene de Mauléon-Barousse, quizás me pasa solo a mí, ya que mi mundo orbita más alrededor de Luchon que de Barousse -algo más lejos del epicentro ciclista-, me parece la espalda del puerto. Quizás es también porque nos…

Amanecer en lo alto

PORT DE BALÈS // Una de las ventajas de dormir en un pequeño hotel de montaña situado en mitad de la carretera que asciende un col es que a uno le da tiempo a ver amanecer desde la cima y regresar a tiempo de desayunar. Y, claro, un buffet en esas circunstancias es algo mucho…